Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Recomendados

La Biblioteca de la Hermandad

Secretos Oscuros

La Biblioteca de Cartago

El Rincon del Vampiro

VLM - Lex Lebua

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

VLM - Lex Lebua

Mensaje  Paris el Miér 18 Abr 2012, 22:46

- “¡Suficiente! ¡Que se jodieran TODOS! Especialmente ellos…”

Era una noche sombría cuando salió espetado con su “anticipo de herencia” a cuestas; dejando atrás su casa y el nombre manchado de ella, pero avivando mas su odio.
Se refugió en las calles. Había pasado sus hasta ahora trece años de vida acomodadamente, así que no fue nada fácil. Pero lo consiguió. Todo pasaba relativamente en “calma”: peleas, robos, ocultarse; todo eso se volvió rutinario.

Hasta que decidió aparecer él.

Si, se decidió, por que el enano lo había estado siguiendo por buen tiempo y una tarde se sentó junto a él y comenzó a narrarle su vida. Constante e impasiblemente.
Lex trataba de ignorarlo en un principio, pero después eso fue imposible. El enano, que se había presentado simplemente como Julian, no entendía las indirectas que el otro menor le lanzaba; soportaba los gritos, el mal genio, las largadas obscenas y el frio silencio. A pesar de todo eso Julian seguía persistente al lado del otro, sonriendo alegremente y eso enervaba aun más a Lex.

En ese periodo de tiempo fue cuando llegó a sus oídos lo de la “trágica” búsqueda de los Deveroux. La noticia estaba por todos los medios, había hasta carteles pegados por las calles.

Sus padres (más que nada Richard porque dudaba que Danae estuviera lo suficientemente sobria para planear algo así) no habían tenido mejor idea que aprovecharse de la situación. Sin perder nada de tiempo, el muy imbécil había comenzado a pedir “desesperadamente” cualquier tipo de ayuda y donación para encontrar a su retoño; y no contento con ello, a la petición le habían adjuntado la foto de un Lex de unos seis años que lucía una encantadora sonrisa que con solo ver le producía ganas de vomitar.

¿Hasta dónde podía llegar el descaro de ese demonio cuando se trataba de conseguir algo de fama o dinero?

Lex montó en cólera al ver el cartel, arrancándolo violentamente. Rumeando su enojo dejó de lado los cuestionamientos de Julian por su acción, sin embargo, al caminar solo unas calles se encontró con un aparador de televisores que mostraban las ultimas noticias.

Y vio todo rojo.

Su ira fue tal que sin dudarlo se lanzó contra el aparador, destrozándolo y comenzando a destruir la mayor cantidad de televisores que estaban a su alcance. Por la insistente advertencia de Julian cayó en cuenta de que la policía se acercaba. Herido, a duras penas lograron escapar de los oficiales, pero una vez en su refugio el menor comenzó con las preguntas. Había atado cabos. Se dio cuenta de que el de la fotografía, por muy imposible que pareciera, era Lex.

Esa misma madrugada, después de dejar inconsciente al latoso mocoso y dejarle algo para que se abstuviera de seguirlo, Lex cogió sus cosas y se enrumbó a Inglaterra.

Se “instaló” en York, y comenzó a ganarse la vida de la forma que mejor sabía: robando. Pero lo hizo en la zona de alguien más y las consecuencias no fueron agradables…
Luis Fernando lo encaró, apaleó y amenazó para que se largara de su territorio; pero Lex hizo caso omiso a las amenazas, soporto las palizas y se mantuvo en la zona del otro. Esta perseverancia le resultó divertida al cubano, ya que a pesar de dejarlo hecho mierda repetidas veces, el mocoso seguía volviendo. Así que decidió hacerse cargo de él, viendo cierto potencial en Lex.

Resultó que Luis Fernando no era un vulgar vándalo más, sino un sicario; y comenzó a instruir a Lex en el arte de hacer venenos entre otros tipos de drogas. Pero en opinión del menor, más parecía el ama de llaves del cubano que su aprendiz, ya que le obligaba a cuidar el cuchitril que este llamaba casa. No le quedó de otra más que aprender a cocinar, y para su sorpresa descubrió que era muy bueno en ello.

Claro que trató de aprovechar que él se encargaba de la cocina para eliminar a su “tutor”; pero Luis Fernando no era un experto en venenos por nada. Un día en modo de broma (o quizás no tanto) le dijo a Lex que el día que lograra envenenarlo, sería el día en que estaría preparado para trabajar por su cuenta y reemplazarlo. Y puesto que estaba tan entusiasmado de probar sus nuevos conocimientos le tenía una pequeña sorpresa.

Y vaya sorpresa. Su primer trabajo como sicario.

Lex se quedó mirando fijo al cubano, preguntándole con la mirada porqué no lo hacía él mismo. Luis Fernando solo sonrió de lado extendiéndole un folio. Aun algo receloso el menor lo aceptó y al revisar su contenido, su muda pregunta tuvo respuesta: el caso era de un rango menor; pero aun así Lex le devolvió una leve sonrisa a su “tutor”. Era su primer trabajo oficial, al fin y al cabo.

El objetivo era un hombre de unos veinticuatro años; el lugar donde más se le veía era una vieja y destartalada botica, muy descuidada y en una difícil ubicación como Lex pudo comprobar al ir al lugar. Era desconcertante imaginarse que alguien estaría en un lugar como aquel; pero más desconcertante aun, el hecho de que su presa ni siquiera hubiera intentado huir de él.

Tan solo había tardado un par de minutos en entrar, de la forma más silenciosa posible, al lugar y ubicar al ¿albino? - Vaya, para su presa era un descolorido - Sin embargo igual bastó un minuto para que aquel hombre soltara un "Hola" sin siquiera voltear a verlo.

¿Quizás había un sistema de alarma o algo? Lo dudaba, estaba seguro que aquel mugroso lugar a las justas y soportaba el sistema eléctrico. Pero ¡en fin! encogiéndose de hombros decidió aprovechar ese exceso de confianza que parecía tener el otro para acabar con el trabajo de forma rápida y precisa.

Rápidamente sacó sus cuchillos, las hojas de los cuales ya había preparado previamente con un fuerte veneno, y se lanzó dispuesto a acribillar a su objetivo. Moriría a la primera estocada. O eso era lo que pensaba, porque no había dado ni dos pasos cuando su presa se volteó a observarlo. Con una sonrisa en el rostro Johnny, el cual más tarde descubriría no era su verdadero nombre, se limitó a observar la daga para luego fijar su mirada en la de él; y fue ahí cuando Lex se dio cuenta de que algo no iba bien.

Primero, su objetivo parecía ser completamente consciente de sus intenciones, y aun así solo se limitaba a observarlo con toda la calma del mundo; y segundo, aquellos ojos no eran de un ser humano normal. Era imposible que lo fueran, y ninguna lentilla podría crear el ligero resplandor que estos irradiaban. Sus ojos eran de un dorado hipnótico, que si le causaban un poco de inquietud, más que aterrorizarlo, le atraían en demasía.

Fascinado bajó el brazo con el cual portaba el arma mientras seguía observando con cautela el espectáculo que era Johnny, Lex no era supersticioso, pero ¡joder! ¡Tampoco era ciego! Y lo que estaba viendo ahora no tenía explicación.

Sin dejar de sonreír en ningún momento el albino comenzó a acercarse, con una expresión divertida en el rostro, pero con sus ojos llenos de curiosidad.

 -Chico valiente... - dijo mientras se inclinaba un poco hasta quedar cara a cara con Lex - La mayoría huye despavorido ¿sabes?

Esas palabras bastaron para romper el hechizo de esos ojos. Retrocedió un par de pasos afianzando con más fuerza sus cuchillos y se lanzó al ataque contra el albino, pero una vez mas no tuvo mayor suerte. Haciendo gala de una fuerza y destreza contra las cuales nunca antes había tenido que enfrentarse, el albino sujetó con facilidad la muñeca de la mano donde portaba el arma y con igual facilidad logró inmovilizarlo tomándolo fuertemente por la cintura.

Y fue entonces cuando lo sintió.

Un dolor que lo quemaba hizo lo que ni la más brutal de las palizas había logrado hasta el momento. Gritó. Cuando sintió que el agarre se aflojaba, con un arranque de adrenalina, pudo clavarle en un costado uno de los cuchillos envenenados, logrando así zafarse totalmente. No sirvió de mucho a decir verdad. El albino simplemente se saco el cuchillo envenenado sin inmutarse y le devolvió una deslumbrante sonrisa.

Lex no supo como lo hizo, pero logro salir de aquel lugar. Al regresar a cuchitril de Luis Fernando este le esperaba con una traviesa sonrisa en el rostro, la cual desapareció al ver el estado en que se encontraba el menor.

Cuando el cubano pidió explicaciones, Lex se quedo callado. No sabía si decirle lo sucedido a Luis Fernando, ya que él recién lo estaba asimilando, pero también porque lo tacharía de loco o diría que se había intoxicado con una de sus propias drogas. El mayor, al ver que el pelirrojo no decía nada, suspirando le palmeo la cabeza y comentó que a lo mejor realmente no debió haberlo mandado ya que no estaba listo, Lex monto en cólera. Alegó que él estaba lo suficientemente preparado para un trabajo de ese calibre, pero que los datos que se tenía del objetivo eran erróneos; el menor se detuvo en seco cuando se dio cuenta que estaba a punto de decirle todo al cubano.

Luis Fernando trato de seguir haciendo hablar a su aprendiz, pero Lex no soltaba nada. Sin embargo cuando el mayor dijo de que si en realidad la información era errónea él se encargaría de eliminar a Johnny Cambridge, Lex fulmino con la mirada al moreno para luego abalanzare contra él; Luis Fernando quedo anonadado por la reacción del menor así que sin moverse de esa posición escucho como le decía el pelirrojo, en un tono frio y amenazante, que se alejara de SU presa, que él se encargaría de hacerlo costase lo que costase.
El moreno, después que se le pasara la sorpresa, sonrió de lado palmeándole la cabeza y prometiéndole que no se metería, pero que si salía muerto era enteramente su culpa por no dejar que él se hiciera cargo.

Para cuando Lex ya se había recuperado y se dispuso ir de nuevo a la destartalada botica, no encontró ni un alma. El lugar estaba totalmente abandonado. Hizo sus investigaciones y no solo no pudo encontrar a Johnny, si no que también la persona que había puesto precio a la cabeza del albino, había desaparecido. Lex rumeó su cólera y ahogo su enojo con un vino. Pensando que ahora jamás podría matar a Johnny pero también, aunque él no lo admitiera, un poco aliviado de no encontrarse de nuevo con tan rara e inquietante persona.

Pero estaba equivocado. Johnny lo encontró a él después.

En los momentos menos inesperados, en los lugares menos adecuados, Johnny siempre lo encontraba solo y hacia lo mismo que hizo al momento de conocerlo. Algunas veces el incandescente dolor estaba presente, pero en muchas otras era una sensación demasiado abrumadora y que no sabía ponerle nombre (o mejor dicho no quería hacerlo). Y para rematarla, mientras Lex vivió con Luis Fernando, aparte de descubrir sus talentos culinarios, comenzó a sentirse observado (aparte de Johnny), como si alguien siguiera sus pasos. Hasta creyó a ver visto a alguien mientras cometía sus crímenes, pero extrañamente nunca lo habían denunciado.

Cuando se lo comentó a Luis este lo tachó de paranoico, pero a pesar de ello comenzó a ser más estricto con Lex.

Aun así el cubano se mostró algo preocupado, después de todo Luis Fernando venía de un país de tradiciones muy arraigadas, donde los mitos seguían transmitiéndose de generación en generación; y había notado, en su estadía en Europa, que las criaturas de las que siempre hablaban sus ancestros parecieran poblar las ciudades. Él no se consideraba supersticioso, pero si creyente, y notaba lo que muchos otros decidían pasar por alto.

Y mientras con el pasar del tiempo Lex comenzó a notar cada vez mas aquella presencia que lo seguía, Luis Fernando se vio cada vez más enfermo y demacrado.
Fue cuando Lex cumplió diecinueve años que se sentó a hablar de con él de una manera seria como nunca antes, explicándole que el mundo era mucho más de lo que creía y que era cierto que alguien o algo lo estaba siguiendo, pero no quiso decírselo antes para no alarmarlo.

Después de esa extrañamente seria conversación, Luis Fernando declaró oficialmente listo a Lex, le entregó dinero y le dijo que lo mejor que podía hacer era largarse cuanto antes de ese lugar. Un peligro mucho más grande de lo que imaginaba lo asechaba y comenzó a relatarle al menor que en su tierra natal había historias sobre esa clases de seres y que si bien muchas personas eran demasiado ciegas para ver la realidad, a él desde niño le enseñaron a temer y respetar a aquellos seres y que esa era una enseñanza que ahora le pasaba a su testarudo aprendiz.

Lex estuvo tentado de mandarlo al cuerno, de tacharlo de loco; pero había algo en la mirada y el tono de voz de Luis Fernando que lo puso en alerta. Así que el pelirrojo se largó, con el dinero que le dio el cubano como regalo de graduación, pero con la promesa (o amenaza) de que tarde o temprano, cuando se liberara de su misterioso acosador, volvería para reclamar el territorio y el objeto que le pertenecerían, y cuando lo hiciera, sería porque por fin lograría deshacerse de Luis Fernando. El cubano solo se rió de buena gana y le deseo la mejor de las suertes.

Con ese dinero Lex volvió a Francia, a la ciudad de Metz, frontera con Alemania, lo más lejos de su ciudad natal, Toulouse. Ahí se dio cuenta que esa presencia se trasladó junto con él, pero decidió no tomarle mucha importancia.

Con el paso del tiempo Lex comenzó a hacer trabajos para una banda local, no le costó mucho ser aceptado por ella, ya que el pelirrojo sabía lo que hacía. Pero esa sombra seguía ahí, asechándolo y sacándolo de sus casillas, a lo largo de aquellos dos años ya estuvo a punto de cagar algunos trabajos por culpa de ella y eso estaba comenzando a enfadarlo de verdad.

Para liberar estrés y no estallar, se dedicó a lo que más le gustaba: beber y tocar el piano. Lo primero era sencillo de encontrar, un buen bar y todo solucionado. Los segundo… pues era algo más trabajoso si es que quería infiltrarse en un restaurante o local que tuviera uno o afectaba su economía ya que la entrada a esos locales era elevada.

Pero aun así, una noche Lex estalló y en su departamento comenzó a retar a aquella presencia para que se mostrara.

 -¡¡¡¿¿¿Que acaso no tienes los cojones para enfrentarme cara a cara IMBECIL???!!!

Después de despotricar un buen rato y al no notar algún cambio alguno, salió de su departamento rumbo a un bar para “calmar sus nervios”. Pero no llegó lejos. Fue arrastrado a un callejón y después de ser golpeado brutalmente, su atacante se presento simplemente como Gareth contándole que lo había estado observando.

 -Anda… ¡no me jodas! ¡¿Enserio?! ¡¡¡Y yo que pensé que estos putos siete años solo era mi maldita imaginación!!! ¡¡¡¿¿¿Qué carajos quieres conmigo, eh???!!!

Gareth solo sonrío ante los insultos del menor y le mostró un anillo que Lex reconoció como propiedad de Luis Fernando.

 -¿Lo reconoces mocoso? - preguntó con burla mientras hacía rodar la baratija entre sus dedos

Lex entrecerró los ojos. ¡Claro que lo reconocía! era una de esas baratijas que Luis Fernando siempre llevaba.

 -¿Y qué tiene que ver si lo hago o no?

 -¡Tch! Estoy seguro de que lo haces, y es precisamente por eso que estoy seguro que la información que tengo sobre tu amiguito va a interesarte.
Con la mirada llena de desdén, Lex intentó levantarse.

 -No estés tan seguro imbécil - volvió a encogerse del dolor. ¡Joder! sí que lo había hecho mierda.

Con una sonrisa de burla se acercó al pelirrojo dejando caer el anillo frente a él.

 -Tu amiguito está muerto. Esto es todo lo que quedo de él. Supongo que no lo encontraron de valor como para llevárselo como hicieron con el resto de sus cosas... TODO el resto de sus cosas – rió - El pobre infeliz no supo que lo golpeó y ya estaba pudriéndose en el infierno.

Lex miró a Gareth encolerizado. Joder, el imbécil no podía estar muerto, NO PODIA. El tenía que matarlo y tomar posesión tanto de su territorio como de ese objeto.

 -Estas mintiendo. ¡Mierda! ¡Sí que lo estás haciendo! ¡Ese puto anillo no me prueba nada!

Gareth rió nuevamente y con más ganas al ver la reacción del pelirrojo, mientras sin decir palabra sacaba un recorte de periódico de entre sus ropas y lo dejaba caer frente a Lex, de la misma forma en que lo había hecho con el anillo.

En este se podía leer el encabezado que hablaba de una masacre en York, el motivo aparentemente un robo, además venía una foto del fallecido y a Lex no le quedó duda de quién era.

 -Cuando la policía llegó se encontró con un gran problema para tratar de identificar el cuerpo – rió - ¡Tuvieron que juntar las partes que estaban regadas por todo el lugar!
Lex comenzó a maldecir por lo bajo, sobre todo al imbécil de Luis Fernando por dejarse matar por alguien que no fuera él, pero por sobre todo por el objeto que según Gareth ya estaba en manos de otras personas. Haciendo acopio de todas sus fuerzas y soportando estoicamente el dolor de la golpiza, se levanto para encarar al castaño.

 -¿Dónde están sus putas cosas? ¡¿Quién mierda se las llevo?!

 -Tu amiguito metió la nariz donde no debía - todo rastro de diversión se había borrado del rostro de Gareth - Después de deshacerse de ti no pudo quedarse tranquilo ¿sabes? Y ¿que consiguió con eso? Su boleto a la tumba. El muy imbécil se puso a buscar, a preguntar... y ellos se dieron cuenta. Cuando alguno de ustedes se acerca demasiado a la verdad siempre nos damos cuenta.

Lex miró al castaño fríamente.

 -¿No entendiste mi pregunta cabrón? ¡¿Dónde están y quién se llevó sus cosas?!

Al pelirrojo le tenía sin cuidado como mierda se murió Luis Fernando. Estaba muerto y eso era todo. Ahora le interesaba más saber de las pertenencias del imbécil ese.

 -¿Tienes el orgullo herido verdad, mocoso? Se llevaron tu trofeo... Oh si, se todo sobre tu pequeño "pacto" con ese. ¡Je! Sera divertido ver que tanto puedes hacer para recuperarlo; pero créeme cuando te digo que en tus... "condiciones" actuales serás hombre muerto antes de acercarte lo suficiente a ellos como para conseguir algo.
¡Sin embargo! - continuó mientras volvía a acercarse a Lex - Yo podría ayudarte... un poco…

 -Oh, claro y voy a aceptar la ayuda de la persona que me ha acosado por siete putos años y me ha abordado para sacarme la mierda en un callejón – la voz del pelirrojo destilaba sarcasmo. - ¡Que te jodan! - escupió con desprecio - ¡Dime donde mierda están sus cosas y quien las tiene! - le volvió a mirar fríamente.

 -¡Tch! Tienes potencial mocoso... pero habría que hacer algo con ese "pequeño" problema de autoridad que tienes - volvió a reír mientras le lanzaba una tarjeta a la cara - Búscame mañana en la noche en esa dirección si estás dispuesto a escucharme, si no lo haces, ¡seguiremos con este juego del gato y el ratón por unos años más! - soltó una carcajada - ¡Oh! Y lo olvidaba, si decides no ir, nunca podrás recuperar tu trofeo; no es por darte la contra, pero hay ciertas... "condiciones" para que obtengas esa información. Ahora si me disculpas tengo que ir por un "permiso" que ya se están tardando demasiado en darme y la próxima vez que decidas insultarme la paliza será peor - Y sin más, el castaño desapareció del callejón.

Maldiciendo por lo bajo, el pelirrojo reunió la fuerza que le quedaba para regresar a su departamento, apretando con rabia la tarjeta que le había lanzado Gareth.

Después de tratar lo mejor que pudo las múltiples heridas que tenía, comenzó a hacerse más golpeando las paredes de su departamento para luego sacar una de sus botellas de vino que guardaba recelosamente y recostándose en el único sofá existente, bebió su contenido de forma continua e impasible.

Botó la botella contra la pared, descargando parte de su cólera al saber que la promesa ya no sería cumplida. Que la daga yo no la tenía el cubano.

Luis Fernando tenía en mucha estima una daga muy valiosa; desde que Lex la vio por primera vez le tomo mucho interés, pero era como una especie de trofeo de guerra así que por más que el menor se la pidió nunca se la dio. Al final, a fuerza de tanto insistir, Luis Fernando prometió que cuando Lex lograra acabar con él y volverse dueño de su territorio, la daga también sería suya.

Tomó otra botella y comenzó de nuevo a beber. Recordando todo lo acontecido, ahogando su ira, y aunque Lex jamás lo admitiría, ahogando su dolor.

Su despertar fue doloroso, ya que se había quedado dormido en el gastado sofá, su sueño había sido turbulento y había agotada la pequeña pero apreciada reserva de licor que tenía en su casa. Para rematar las cosas ya pasaba de medio día. Y no había averiguado nada de la información de la noche anterior.

Se alistó rápidamente y comenzó a contactar a la gente que podría brindarle la información que buscaba.

Fue inútil.

Nadie sabía más de lo que decían los periódicos. Lex maldijo por lo grande y rumeando su cólera se enrumbó al lugar que Gareth le había indicado.

 -¡Dime cuáles son tus cojudas condiciones para darme la puta información de una jodida vez! – espetó el pelirrojo de brazos cruzados apoyando la espalda contra la puerta y con el ceño fruncido.

 -¡Je! ¡Al fin el imbécil ese me soltó el permiso! Eso hará las cosas mucho más fáciles. ¡Ahora escúchame bien mocoso porque no me gusta ir repitiendo las cosas!
Sonriendo Gareth se dejó caer sobre un destartalado sofá que definitivamente había visto mejores días; y sin dejar de sonreír comenzó a revelarle su verdadera naturaleza, sin permitir que le interrumpiera le contó todo sobre los vástagos y como desde aquella misma noche él no saldría de aquel departamento sin ser uno de ellos.

 -Así están las cosas; tu elijes, aceptas la oportunidad que te estoy dando y consigues los medios necesarios para recuperar tu trofeo, o te mato aquí y ahora

 -Asumiendo que toda esa mierda sea cierta, no me das opciones realmente… – Lex miró al castaño fijamente aun con los brazos cruzados.

 -Bien pensado chico. Es bueno saber que todo este tiempo que anduve tras tuyo no fue tiempo perdido – el castaño sonrió de lado mientras se incorporaba del destartalado sofá.

De un momento a otro tuvo al castaño a menos de un palmo de su rostro y antes que pudiera insultarlo por invadir su espacio personal, sintió como era jalado fuertemente del cabello y luego un dolor familiar y casi olvidado. Por su memoria pasaron unos ojos dorados antes de perder la conciencia.

Al despertar se encontró en el suelo y lo primero que fijo su vista fue a Gareth recostado de lo más tranquilo en el sofá. Cuando vio que su Nuevo chiquillo despertaba, se sentó y cumpliendo con su promesa le dio la información que tenía sobre el cubano:

 -"Como te dije tu amigo metió las narices donde no le incumbía. No es problema cuando uno de ellos sospecha de nuestra existencia, el problema real surge cuando comienzan a descubrir cosas que los acercan a la verdad; y tu amigo hizo eso.

No estoy seguro de los nombres, solo sé que no eran de acá, yanquis chico, yanquis. Solo estaban de paso, pero tu amiguito tuvo la mala suerte de que se dieran cuenta de lo que estaba pasando. ¡Je! No duró muchas noches más.

Tengo mis contactos, por eso se esto. Escucha con atención. Al parecer tu amiguito tenía entre sus posesiones ciertas cosas de interés para ellos y apenas lo descubrieron se fueron tras él. El proteger la mascarada fue solo una fachada, necesitaban llevarse aquello sin dejar testigos, así que lo despedazaron, toda una carnicería.

¿Que era aquello? ¿Acaso me has visto cara de estudioso o investigador?

No tengo la más jodida idea, pero parece que era algo importante. ¡En fin! Si alguien tiene en su poder esa arma que tanto quieres, pues entonces son ellos... ¡Ya te he dicho que no se nombres! ¡Tendrás que averiguar por tu cuenta! Solo sé que son vástagos como nosotros, así que ándate con cuidado, sería una verdadera molestia que terminaras muriendo luego de que me costara tanto abrazarte de forma legal. ¡Jodido Príncipe! ¡Me hizo perder demasiado tiempo!"

Acostumbrarse al mundo de los vástagos no fue tarea tan sencilla, y mucho menos acostumbrarse a su nuevo… “tutor”, o como ellos preferían llamarlo “Sire”. Considerando su búsqueda para hallar a los vástagos que se habían llevado SUS cosas (en realidad más que nada era su temperamento), Lex recorrió buena parte de Europa: España, Portugal pasando por Grecia, Ucrania y Alemania, entre otros países más.

Las primeras veces Gareth lo rastreaba y lo regresaba, con una paliza de por medio. De ahí se dio cuenta que el pelirrojo volvía por su cuenta. Pero le advirtió –amenazó- que ni se acercara de nuevo a Inglaterra. No dio más explicaciones, pero a Lex tampoco le apetecía volver a ese país, así que le hizo caso a su “Sire”.

Fue en ese periodo de tiempo que también averiguó el verdadero nombre de Johnny Cambridge. Mime Larsen era también un vástago que afortunadamente ya no lo acosaba desde que se largara de Inglaterra. En realidad ese era uno de sus principales motivos para no volver más a aquel lugar.

Pasaron diez años desde que se convirtió en un cainita, diez años de estar bajo la “tutela” de su Sire, diez años siguiendo pistas muertas. Pero al parecer el destino le jugó a su favor y encontró un buen dato, el mejor en todo esos años: tenía que ir a Norteamérica a la ciudad de Las Vegas.

Pero una cosa era pasear por Europa y otra muy distinta irse a otro continente. No tenía la seguridad ni idea que trámites hacer para poder viajar al Nuevo Mundo. Pero la solución vino de parte de su clan.

Emmanuel Huntington necesitaba mandar a un cainita para poder equilibrar la balanza de poderes con los Brujah de Las Vegas; necesitaba que apoyaran a su chiquillo, Alphonse Wolfhard, ya que estaba cansado que solo los puños dominaran en esa ciudad. Lex se ofreció gustoso de voluntario, ellos pagarían el viaje así como también se encargarían del papeleo y los permisos, hasta Gareth –que al ver las intenciones de su chiquillo solo se limito a sonreír ladinamente- recomendó y apoyo al pelirrojo para que la elección fuera a su favor.

Y es así que ahora Lex se encontraba en un vuelo de primera clase, rumbo a la ciudad de Las Vegas, esperando aterrizar para poder recuperar lo que consideraba suyo por derecho y le había sido arrebatado.



avatar
Paris
Justicar
Justicar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 26
Localización : Nowhere and Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Paris el Jue 19 Abr 2012, 23:42

Exigo a Mime!!! quiero a MI (bueno de La Salguero, en realidad) Mime! D:
avatar
Paris
Justicar
Justicar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 26
Localización : Nowhere and Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Nro 4 el Jue 26 Abr 2012, 13:21

Lex..., un pj k me ha dejado con un pekeño sin sabor en la boca, aun espero verlo en accion nuevamente como se debe..., la ultima vez que lo vi haciendo algo, no se parecia tanto al del preludio, un tipo rudo, avezado, intimidante..., lo único que si mantuvo hasta el final fue lo terco...

Tiene trasfondo para rato, muchas cosas giran alrededor de él, pero en definitiva, un pj k tiene muchos pendientes en su vida, veremos como los resuelve.

Mime es caso aparte, aun no logro entenderlo bien, pero pues..., a fin de cuentas nació e hizo lo k creí k kría hacer, joder a Lex...

Un pj k creo aun tiene mucho k mostrar, pork está como en un limbo, entre ser un matón y ser un fanfarrón, sumamente confiado para ser alguien k ha recibido tantas traiciones en la vida, incluso se puso en las manos de un Tsimitze, el cual pudo hacerlo pebre si hubiera kerido y el nisikiera se dió cuenta k estaba poniéndose en sus manos, llo vimos renegar mucho en la mesa, pero nunca llegó a ser el Brujah malo y agresivo k esperaban sus compañeros de grupo, solo un tipo k hacia berrinches.

regresó a las vegas y está en la mira de todos, veremos si aki hace meritos para ser conciderado uno de los fuertes de la ciudad, o lo siguen mirando para abajo...
avatar
Nro 4
Justicar
Justicar

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 32
Localización : Arkham

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Paris el Jue 26 Abr 2012, 17:47

Nro 4 escribió:Mime es caso aparte,..., a fin de cuentas nació e hizo lo k creí k kría hacer, joder a Lex...


pfffffffffh~ AJAJAJAJAJAJAJAJAJJAAJJAA~ LMAO AJAJAJAAJJAJAJAAJAJJA~ <--- tu entiendes por que Salguerito xD


Bueno, es verdad, he tenido muchos problemas de interpretación con este PJ demaciados D: Es muy diferente a mi y me resultó dificil la improvisación del PJ, pero no me rindo Very Happy se que podré hacerlo, ya que no es la primera vez que interpreto a Lex -cosa que contaré en otro post :3 - pero si la primera en rol en vivo

Fe, señore, fe! Very Happy y mucha paciencia por parte del narrador xD
avatar
Paris
Justicar
Justicar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 26
Localización : Nowhere and Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  LaSalguero el Jue 26 Abr 2012, 23:50

Es que tb con los desmadres que hacien en esa mesa, como que se entiende un poco el estres xD
ajajajajaja y sep, si entendi porque xD ajajajajajaja
avatar
LaSalguero
Círculo Interior
Círculo Interior

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 30
Localización : Una muy buena pregunta.

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Emucito el Vie 27 Abr 2012, 01:57

Oh, el Lex a este personaje lo conocí muy poco, solo llegue a saber que era un poco amargado y algo raro para saludarme en el baño de hombres estando yo desnudo Neutral en fin mucha suerte muchacho en conseguir tus metas porque la verdad por la situacion que me han comentado en fuera de juego, ps esta bien chungo tongue pero todo se puede asi que Fighting Exclamation
avatar
Emucito
Círculo Interior
Círculo Interior

Mensajes : 200
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 29
Localización : El Jardín

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Paris el Vie 27 Abr 2012, 13:59

D: Emucito que te han comentado? que te han dicho? que sabes de mi hijo~~?! D:

=.= y que exagerado Emucito, solo fue un simple "hola" dicho de una forma desinteresada. LOL el Emu se imagina cosas xD
avatar
Paris
Justicar
Justicar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 26
Localización : Nowhere and Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Emucito el Sáb 28 Abr 2012, 14:22

jajajaja que mal Eyda tu eres la que imagina que yo me imagino cosas.

respecto a cosas, es que me han contado cosas, acerca de cierta persona que tiene relacion con ciertos intereses, pero que ya no esta en cierto lugar pues esta en otro cierto lugar. CIERTAMENTE geek jajajajaja
avatar
Emucito
Círculo Interior
Círculo Interior

Mensajes : 200
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 29
Localización : El Jardín

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Paris el Sáb 28 Abr 2012, 23:10

=o=

Emucito, dejáte de hablarme como en Alicia ¬¬

Sad Porqué me haces llorar? no vez que soy una madre preocupada por su retoño? D: Desembucha de una buena vez! D:<

avatar
Paris
Justicar
Justicar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 26
Localización : Nowhere and Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Emucito el Sáb 28 Abr 2012, 23:28

Jajajajaja, no te lo puedo contar porque si lo hago no vas a vivirlo y si no vives te mueres, y si te mueres dejaria de ser divertido, comprendes? geek
avatar
Emucito
Círculo Interior
Círculo Interior

Mensajes : 200
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 29
Localización : El Jardín

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Paris el Sáb 28 Abr 2012, 23:42

¬¬ eres despresiable....

Sabes que por ahora no voy a poder jugar vampiro D: bad emu bad D: Te aprovechas de que tienes a Roberta como nana y nadie te puede tocar ni un pelo D:

Bueno almenos espero que Mime regrese
Lex: ¬¬* yo no!

avatar
Paris
Justicar
Justicar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 26
Localización : Nowhere and Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Emucito el Dom 29 Abr 2012, 16:52

jajajaja, nunca he usado a Roberta para intimidar a la gente, de hecho por mi que este libre salvando vidas de animales en green peace. Jajaja no mentira, Roberta me agrada pero realmente me gustaría que no fuera poderosa o fuerte sino un humano mas con sentimientos y pensamientos humanos, o bueno quizá Ghoul pero uno normal. ya que nada de lo haga yo por ella le puede servir y como que estamos en desventaja y eso no me agrada, asi que bueeeeno Rolling Eyes

igual no te puedo decir nada porque te arruinaría la diversión Eyda, pense que no te gustaban los spoilers, que mal Eyda, que mal... Cool

avatar
Emucito
Círculo Interior
Círculo Interior

Mensajes : 200
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 29
Localización : El Jardín

Volver arriba Ir abajo

Lex, Origenes xD

Mensaje  Paris el Sáb 21 Sep 2013, 18:02

Este post es para aclarar el nombre de mi niño así como también brindar información adicional de él Razz(como había prometido en un post anterior) 

Este personaje nació a mediados (sino un poco antes) del año 2006, allá en esos primeros meses universitarios xD. La Salguero me impulso a crear un personaje con el fin de elaborar una historia junto con ella, la cual escribimos arduamente a lo largo de casi los 5 años de universidad xD. Al principio me costo lo mio, ya que nunca había hecho algo como eso (un guion para ser más exactos, por que supuestamente la historia seria hecha dibujo, osea hacer un manga ¬¬U), pero fue cogiéndole el ritmo. Pero aun así, Lex costaba lo suyo en comparación de otros personajes (entiendace que no solo creamos a Lex y Mime-pj de LaSalguero- sino todo un abanico de personajes Very Happy), y si lo pasamos a la improvisación en vivo y respuestas instantáneas, pues las dificultades fueron un pelín más complicadas xD.

La historia original de Lex se parece (obviamente) a la de su preludio de VLM, aunque por supuesto hubo modificaciones para que encajara mejor en este mundo. Un ejemplo seria Luis Fernando (el sicario con el que vive y entrena Lex a temprana edad), en la historia original el nunca existió, el que entrenó a Lex siempre fue Gareth (el cual aparece como su Sire en el universo de VLM). Y algunas cosas no cambiaron tanto, como el caso de Mime que siempre fue un sobrenatural en nuestra historia (si, un vampiro; siempre nos parecieron fascinantes xD) y vive perdidamente enamorado de Lex (si, también lo acosaba, aunque nunca de forma tan violenta xD).

Por eso dije que no era la primera vez que interpretaba a Lex. Como se darán cuanta este personaje - el primero de todos- ya tiene unos años conmigo, aunque tenga una personalidad.... difícil de interpretar, al menos para mi.

En cuanto a su nombre, él nació (tanto en la original como en VLM) como Alexander Deveroux; yo no se francés y en ese entonces LaSalguero tampoco, así que se quedo de esa forma xD. Pero tanto en las 2 versiones el se hace llamar Lex (que si, es una variante del nombre Alexander) y en VLM - y como consta en su preludio- cambio su nombre humano a Lex Lebua, por razones enteramente de índole familiar, cuyos miembros odia de manera muy profunda.
avatar
Paris
Justicar
Justicar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 18/04/2012
Edad : 26
Localización : Nowhere and Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: VLM - Lex Lebua

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.